LA ESPINITA DE MI BEHOBIA

Muchas de vosotras me conocéis, otras no, algunas muy de cerca y otras menos….pero sobretodo las que sois mis amigas o habéis entrenado conmigo, sabéis cómo ha sido mi temporada 2015, puede calificarse como mi “annus horribilis” en lo que a lesiones se refiere.

EQUIPO

Uno de mis retos de este año era la Behobia…la “gran carrera popular” que debes correr por lo menos una vez en tu vida, es lo que siempre te dicen todos los corredores que la han hecho, y que realmente (aunque no haya sido para mi una carrera para recordar) puedo decir, que es verdad, se debe correr pero disfrutándola.

Durante todo el año, mis entrenadores, compañeras, amigos y familia (incluso desconocidos pero amantes de este mundo) me han aconsejado que debía descansar de correr, recuperarme bien y cuando estuviera al 100% volver con toda la fuerza e ilusión del mundo que es algo que puedo presumir que sí tengo. Llamarlo cabezonería, pasión por correr, imprudencia…el calificativo que queráis (siempre con respeto), pero cometí el error (gran error) de no hacer caso a ninguno. Pero lo que sí quiero que conste, que a pesar de las lesiones, cumplí con los entrenamientos, me esforcé en ellos, fui constante y disciplinada, por lo que en cuestión entrenamientos, SÍ, estaba preparada para afrontar los 20km de la Behobia.

Sigue leyendo

Anuncios

LA MARATÓN DE MI VIRGENCICA

SUSANA7

Ya está, otra vez lo he vuelto a hacer.

Otra  vez me veo rodeada de gente en pantalón corto, zapatillas y dorsal.

Otra vez con unas mariposas en el estómago, y con el tormento de pensar  que tal vez debería haber ido una vez más al baño.

Otra vez tengo  frío, a pesar de la buena mañana que hace.

Otra vez oigo esa música sonar a gran volumen, tan  motivadora que hace que me suba la adrenalina.

Otra vez frente a un gran arco con un reloj que marca una cuenta atrás.

Otra vez, una carrera popular, otra vez  una maratón, en esta ocasión, la de mi ciudad, la de Zaragoza.

 Y ahí estoy, junto a mi compañera María, en la Plaza del Pilar………5,4, los nervios a flor de piel, 3,2,1………000000. Pistoletazo de salida…..

Comenzamos a correr, gritos, aplausos y palabras de ánimo…… de la gente que ha acudido a ver salir a los suyos. Atrás se quedan Pilar, Belén, Mónica y Gabriel que han madrugado para acompañarnos. Eso, no se paga con dinero…

SUSANA5

Sigue leyendo

HAZ DE TU VIDA UN RETO

Llevaba mucho tiempo queriendo escribir el balance de mi temporada; apenas unos meses en los que he cumplido un reto que hace un año era imposible… Correr una media maratón! 21 km! Más de 2 horas corriendo!!!! Pero es que estoy consiguiendo otro, que más que imposible, era impensable. No era algo que entraba en mis planes.

Quiero contarlo por si mi experiencia puede servir de ayuda a alguien, y también para mi, porque será una forma de cerrar una etapa.

Comencé a correr con el reto en marzo del 2014, por un cúmulo de casualidades, y desde entonces no he podido parar. Todo lo que me ha aportado ha sido positivo, tanto física, como psicológicamente, siento que me he hecho mucho más fuerte, sobretodo eso, psicológicamente. Además he conocido grandes personas y puedo decir que algunas de ellas han pasado a ser muy importantes en mi vida.

elena1

En junio, juntas, conseguimos nuestro primer reto, correr 10 km… Unas campeonas! En verano, no me di ningún respiro, el cuerpo me pedía correr, y además ya estaba apuntada al siguiente reto… Bomberos! Pero fue entonces, 15 días antes, cuando surgió el problema.

Siempre me había notado algún bultito en el pecho, pero los iba controlando y todo bien. Este verano, volví a notar uno, esta vez más grande. Empecé a hacerme pruebas, pero esta vez las cosas no pintaban muy bien… Al final resultó lo que imaginaba, y apareció la tan temida palabra cáncer. Todo fue muy rápido, diagnóstico, pre-operatorio, fecha para la operación, aceptarlo… Llegó el 7 de septiembre y corrimos bomberos, me sentí muy fuerte y con unas ganas enormes de correr. No puedo decir que hiciera un tiempazo, mi ritmo es mi ritmo, pero lo hice muy contenta y super arropada por mis amigas las élites, que han estado conmigo desde el minuto cero de la enfermedad. Una semana más tarde me operaron, fue una intervención muy agresiva y el post-operatorio más duro de lo que pensaba, pero también tuve mucha suerte. Las enfermeras que me cuidaron en planta, eran mis compañeras de trabajo y de afición, Reyes y Anayet, y una de las cirujanas Lola… No se puede pedir más al destino! Estuve entre algodones!
Estando en el hospital, empecé a preguntar cuando podría volver a correr, y algunos  me miraban con cara extrañada, “al menos 3 meses, los esfuerzos, el impacto… No te convienen, tómatelo con calma, que fiebre con correr…”  (Ya sabéis)

Así que yo me planteé mi siguiente reto, carrera de la mujer a principios de noviembre.  A mitad de octubre, casi un mes más tarde de la intervención, cuando me retiraron los drenajes, empecé a ir a andar, a finales de mes, a correr un poquito y en noviembre hice la carrera, 5 km,sólo 5… Y nunca he sufrido tanto como ese día…pero volvía a ir muy bien acompañada, y aunque pedí que me dejaran a mi ritmo y que se fueran por delante, se quedaron a mi lado intentando hacerme la carrera más fácil.

elena2

A finales de noviembre empecé con la radio, 27 sesiones… Busqué por internet si podía correr mientras me las daban, pero apenas encontré nada, así que decidí probar. Estaba muy cansada, pero seguí corriendo lo que podía y creo q me fue muy bien. A veces me desanimaba porque sentía que había perdido todo lo que había ganado los meses de antes, pero poco a poco, a lo largo de los meses he ido recuperando otra vez. Correr me liberó de muchos pensamientos negativos y me daba fuerza y optimismo, que son la base para superar esta enfermedad.

Y llegó mayo, y como ya os he dicho, corrí mi primera media maratón, y sentí que dejaba atrás una batalla que aunque fue muy dura, me había aportado más cosas positivas que negativas.  Ahora entiendo lo que tantas veces había oído de como se ve la vida después de un golpe tan fuerte como puede ser una enfermedad así o un accidente, como se valora cada detalle del día a día y cuánto te quiere tu gente.

Todas tenemos una historia detrás, y sé, sin ninguna duda, que somos un grupo de mujeres luchadoras y super fuertes, tanto que… Tenemos muelles de acero no? Y podremos con estas batallas y todos los retos que se nos vayan poniendo por delante, pero eso es lo más importante, ponerse retos, metas… Hasta el año pasado apenas había usado la palabra RETO, ahora es una palabra clave en mi VIDA.

ELENA

Gracias a mis élites, Marta, Eva y Ana, o también llamadas cariñosamente las lisiadas 

elena

ESAS VOCES INTERNAS QUE TANTO NOS AYUDAN A SEGUIR CORRIENDO…….

Esas voces internas que tanto nos ayudan a seguir corriendo…

MOT.

Tal y como nos explicaba una compañera en uno de los comentarios del pasado post en el blog, cuando salía a correr (y más cuando era en solitario) le aparecían dosvoces en el interior”. Una, que se centraba en las sensaciones de fatiga “no puedo más, me voy a parar” y otra que le animaba a seguir “tú puedes, 5 minutos más”.

Durante los entrenamientos y las carreras, vamos a experimentar a menudo esta situación descrita. Ante esta, podemos actuar de dos formas: centrarnos en las malas sensaciones que estamos teniendo, en que no podemos más (en que estamos “reventadas”, en que “debería parar porque mis piernas están muy cansadas”), es decir, retroalimentarnos en estas sensaciones internas negativas; o bien, podemos llevar a cabo pequeñas estrategias que nos ayuden a mantener el ritmo de carrera o, en este caso, acabar satisfactoriamente el entrenamiento.

Hace poco leí que los maratonianos profesionales solían centrarse en sensaciones internas (estar alerta ante aparición de molestias, ciclo de respiración, sensaciones musculares…), ya que estas les ayudaban a mantener y autorregular su ritmo. Sin embargo, esta compañera nos comentaba que ella solía redirigir su atención a pensamientos positivos o funcionales, tales como mensajes de ánimo, establecer pequeñas metas en el recorrido/tiempo o recordar éxitos pasados para recuperar la autoconfianza en sus capacidades.

ejercicio2602p

Si, por ejemplo, resulta que solemos a salir a correr (cuando no es en las quedadas conjuntas) por un recorrido ya conocido. El cual, a veces nos resulta un poco monótono y “se nos hace cuesta arriba”. Una estrategia que podemos utilizar es sacar partido al  conocimiento de ese mismo terreno, es decir, establecer pequeñas metas (puesto que conocemos cuándo alcanzaremos la mitad del recorrido o el final, por ejemplo) en el momento en que aparezcan estas voces negativas internas .

De esta manera, en el momento en el que alcancemos estas metas, veremos cómo nuestra motivación para seguir corriendo no disminuye (pese a la aparición de cansancio), sino que esta ha aumentado. Así, nos veremos más capaces y sentiremos más energía, dejando la fatiga a un lado al no prestarle atención (y, en consecuencia, cortaremos ese proceso de retroalimentación) y nuestro objetivo de alcanzar la siguiente meta será lo que nos permita seguir avanzando.

carrera_paisaje

También podemos encontrar otras personas que prefieran improvisar el camino o incluso ir modificando la ruta ya recorrida para que su atención se centre en los estímulos que aparezcan y no en la fatiga. En definitiva, lo importante es que aunque estemos cansadas (que lo estaremos), seamos capaces de obviar ese estado (cambiando el foco de nuestra atención a aquello que nos propongamos) para que este no nos impida seguir.

En resumen, de lo que se trata es que cada una encuentre sus propias estrategias mentales, aquellas que le aporten ese extra de motivación para acabar el entrenamiento. Además, hay que tener muy presente que todas las estrategias que hayamos practicado en los entrenamientos nos servirán y ayudarán a afrontar el día de la carrera con éxito. De esta forma, en cada una de las quedadas y en las salidas en solitario tenemos la oportunidad de entrenar de forma física y mental. ¡Aprovecha cada una de estos entrenamientos para encontrar tus propias estrategias!

@ana_aguilera20

“Y ME LLAMAN MEDIO MARATONIANA”

Después de meses entrenando en soledad, un 8 de junio de 2014, tras una carrera de 10 kilómetros con el calor infernal pisándome el alma, alguien me dijo:al año que viene, la Media Maratón Yo pensé que estaba loca sólo por pensar en correr más del doble de lo que acababa de terminar.  Pero las locuras, a veces, también se hacen realidad.

Esa locura no la podía cumplir sola así que decidí enviar una solicitud de admisión al Club Reto 10K Women Club, que tras su respuesta de aceptación, lo he convertido en mío.

La sensación de “cuenta atrás” la tuve el 18 de febrero, cuando en mi bandeja de entrada apareció un mail de Reto 10K Women, titulado “Plan Media Maratón Zaragoza 2015” con doce semanas de series, fartlek, fuerza y minutos y más  minutos de devorar kilómetros para ganar fondo y sobretodo, ganar confianza en eso de “soy capaz”.

Un tiempo de sacrificio consentido, luchando contra la pereza, la lluvia, el frio, los “no salgo” que mañana entreno o el llegar a elucubrar la manera de rascar minutos, convertidos en horas, a los días para cumplir con el Plan que daba titulo a ese tiempo de mi vida. Y de repente, lo que más me aterrorizaba, apareció: a menos de un mes del 10 de mayo me lesionaba impidiéndome dar una zancada más. De nuevo el RETO con todas sus letras y ello me trajo como significado que mis compañeras de fatigas (nunca mejor dicho) y los trainers hicieron posible esa recuperación de fuerza tan imprescindible. Esa bici con Mónica Olivera, el BTT duchado de barro con algunas intrépidas y en dos semanas de vuelta a las tiradas largas y a las series en todas sus modalidades y distancias.

BICICLETA

Última quedada antes de la Media (daba hasta miedo ponerle el apellido de Maratón), en el Azud del Ebro y ya se mascaban los nervios pero lo bonito de nuestro estado de tensión era su liberación a golpe de abrazo con todas…. Precioso!!

Pasta para cenar, mil mensajes de whatsapp de ánimos y a dormir pronto… A las 7:00 del domingo, 10 de mayo, como un resorte, arriba que a las 8:30 había que estar con las Chicas Reto para calentar pero incluso antes de empezar, fue más, mucho más… Allí estábamos las Chicas Reto con dorsal anclado en nuestra camiseta azul pero también estaban las Chicas Reto sin dorsal pero con pompones, pancartas, cencerros, pitos y unas ganas locas de gritar para llevarnos al recorrido y engullir kilómetro tras kilómetro, hasta completar los temidos 21 km, sí, una Media Maratón!! Me emociono sólo con recordar vuestros ánimos!!

grupo (1)

 

Mis chicas todas, pero en especial, Natalia y Estefanía que, aunque no pudimos correrla juntas como habíamos planeado mil veces, me las llevé conmigo, pegaditas a mi espalda y cuando en ese (para mi) infernal Km.15 en el que reconozco que caminé y mi cabeza me decía: “pasa de todo y vete a casa”; retrotraía la mirada al dorsal de mi espalda y entonces me decía: “De eso nada!! Adelante!! Llévalas a Meta!!!”

dorsal

En el cajón de salida, muchos nervios, emoción, fotos mil, ganas de saltar, gritar y cómo no, de correr. Un tridente de cuatro puntas: Elisa, Susana, Natalia y yo, apodadas como el “Club de las coletas” y que permanecimos juntas unos cuantos kilómetros para luego cada una buscar, o más bien soportar, su ritmo de carrera…. Chicas sois grandes!!!

Una primera vuelta de 10-12 kilómetros de disfrute absoluto, pero tras ello, vino ese espanto de Km.15 en el que caminaba, como el alumno que se porta mal en clase cuando el profe no le ve, pero resultó que sí que me vió y desde el otro lado del Paseo Longares, un grito de Israel se inmiscuyó entre mis demonios, diciendo a lo Forrest Gump: “Pilar no te pares, no te pareeeees, correee!!!!”. Mi cara de sorpresa fue mayúscula, era como el ojo de GH y me había pillado!

Yendo a la subida de la Z30, calor ya sofocante, ya no podía echarme más agua encima y sin embargo, con la mirada buscaba desesperada un botellín de agua, aunque fuera por el suelo, cuando vi a Jesús, furgo roja y una nevera que adivinaba un tesoro. Creo que me debiste ver cara desencajada porque enseguida te pusiste a rebuscar el agua más fresquita para dármela, te juro que parece que tenías una aureola divina a tu alrededor. Obnubilada por el poder del agua fría, pasó por mi lado otro de nuestros trainers, Gabi, en dirección contraria a la mía, para ir viendo a nuestras chicas azules, pero en mi caso, no podía ni volver la cabeza para advertirte que iba hacia el Km.17, muro del que tantas veces habíamos hablado, no podía quitar la mirada de lo que me quedaba por delante. Sorry, ahora sé que llegaste a pensar que había abandonado.

corriendo

Cuesta de la Z30 que adivinaba “everestina” y comencé a subir con una lucha bestial contra las puntas de mis zapatillas que no consentían que las levantara del suelo. De no sé muy bien dónde, apareció Sara en bici (qué encanto!!) y me subió a golpe de ánimo hecho palabra hasta el top de la maldita cuesta. Gracias Sara, para mi ese momento fue clave.

En el instante de hacer cumbre, no sé qué me pasó pero sentí como que mis piernas aprendieron de golpe todas las lecciones de muelles de acero, como que absorbieron  todos los gritos de ánimo incluyendo los de corredores que no conocía absolutamente de nada pero que se ponían a mi lado, miraban mi dorsal y me decían: “Vaaamos Pilar, que ya estamos en meta!! Y yo pensaba: “serán infiltrados del Reto??”

En la subida del San Vicente de Paul, ya se comenzaba a mascar el ambiente de la Plaza de nuestra meta y ese falso llano fue duro, muy duro pero me sentía fuerte. Es increíble comprobar cómo el músculo más poderoso hace que los demás obedezcan; cómo los recuerdos de las horas de entrenamiento sola o con las chicas, los recuerdos de los momentos sacados para fortalecer cuerpo y mente, de las lecciones aprendidas, de nuestros aplausos y alientos de ánimo como Club hacen que, con un golpe de autoridad, se imponga y el cuerpo obedezca al unísono. Todo ello y una cosa más para mi:  la fuerza de mi propia sangre que como un ángel de la guarda en forma de reloj de pulsera (o lo que queda de él) agarré con fuerza en mi mano y mirando a un trozo de cielo pensé: “ésta también va por ti, tato.”

reloj

Vuelta a la esquina y entrada en Plaza del Pilar, otra vez fuerzas de no sé dónde para dar zancadas de sprint dejándome llevar por los ánimos de todas esas gargantas que parecen que ahogaban mi cansancio. ¿Otra carrera? ¿Otra meta conquistada? Al menos para mi, no. Era mi meta pero al final se convirtió en algo más, casi, casi, en un sentimiento de triunfo, de superación pero sobre todo un sentimiento de equipo; de un equipo azul Reto de mujeres valientes y muy muy guerreras, lideradas por un equipo de entrenador@s que, como dicen en “cenizas de eternidad”, son el hilo conductor de esta energía tan bonita. Gracias por ello. Gracias equipo; una vez más, hago mío nuestro lema: Lo importante no es correr sino con quien corres.

ropa

GRACIAS POR ENCONTRAROS…RUNNERS EN EL CORAZÓN

Siempre he sido muy deportista, desde los 5 años empece en diferentes actividades y mira hasta ahora!!

LORENA
Pero fue el año 2013 cuando corrí mi primera 10k, sola, sin conocer a nadie y acabé, sí claro 1h 02′ de esfuerzo pero que llegue escoltada por los bomberos de Zaragoza jajaja.

Ese octubre comencé a correr con vosotras y una cosa llevo a la otra, mas 10k bajando tiempos y otras con muchísimo calor, la media maratón 2014 (la primera nunca se olvida), Behobia, y siempre en común las chicas que formáis este gran equipo. Podría nombrar a todas y seguro que me dejaba alguna.

Un punto en común en este gran esfuerzo y Reto fueron nuestros entrenadores, gracias por cuidarnos, hacernos creer en nosotras mismas y gracias por perder el tiempo en preocuparos por nosotras, lesiones, estado y esfuerzo!!

Siempre se dice hay muchas carreras, si es verdad, pero no creo que nadie este tan arropado como nosotras, nos cuidamos las unas a las otras y somos Guerreras no abandonamos a nadie.

LORENA 2

Mis dos últimas carreras han sido Maratón de Barcelona y Media de Zaragoza. Unas grandes experiencias las dos, la primera por ser la primera y la segunda por lo duro que se me hizo.

La maratón, chicas algún día tenéis que correrla, que experiencia, que sensaciones, que satisfacción, mucho esfuerzo, trabajo, entrenamiento, constancia pero el final es maravilloso, siempre acompañadas y con la sonrisa en la boca, es un momento único y lo bueno es que estabais allí compañeras, entrenadores y acompañantes, gracias!!! Os llevaré siempre conmigo.

La media, mi segunda media, fue un poco a ver que tal este año y sufrí, calor, cansancio, sensación de abandono, pero estabais allí animando, corriendo, Gabi siempre en el momento clave, gracias!!, y la verdad que no abandone, no podía aunque mi cabeza se pego desde el km 8 diciendo párate ya!!.

María Jesús me llevo hasta el 13 y un gran compañero y amigo me llevo hasta el final, eso es lo bonito de una carrera que siempre tienes a alguien que te acompaña en persona, en tu mente o en tu corazón!! Somos guerreras, amigas, compañeras somos runners de corazón!!. Fue un gran esfuerzo y fue la demostración de que siempre se puede, siempre puedes mas y siempre puedes luchar, una gran enseñanza para la vida y el día a día.

LORENA META

Gracias por encontraros y espero continuar con nuevos retos y experiencias!! Ningún reto es lo suficiente difícil para nosotras, con entreno, perseverancia y compañerismo todo se consigue, de verdad.

Ah y por cierto algún día seré yo quien os anime y espero transmitiros mi fuerza y energía tal y como lo habéis hecho siempre

GRACIAS

LORENA

MI CAMINO HACIA LA MEDIA MARATÓN

Querida yo hace 2 años…este año me gustaría hacer algo nuevo. A ver si de paso me muevo un poco, me estoy poniendo tremenda y no consigo dejar de comer…Mis compañeros de trabajo están muy pesados con eso de “correr“…¿y si les copio, a ver si resulta que me gusta? Imposible!!! en el cole odiaba correr, y era malísima en gimnasia, ¿cómo voy a ponerme a correr ahora con 41 años???
CALENTAMIENTO
Y sin embargo, no sé qué me dio, y decidí probar. Bueno, yo me apunto, voy un día…y seguramente no vuelva, pero por lo menos habré probado. Pfff no tengo ni deportivas ¿servirán las de treking? Y además no sé cómo voy a organizarme, tendré que dejar la cena hecha la víspera, volver de trabajar volando, irme sin casi ver a los peques en todo el día y que Ángel se ocupe de todo, y al volver ya los pillaré dormidos. No creo que esto dure!!!
Y sin embargo…resulta que hace unos días he llegado a correr una media maratón, no es increíble? Y no sólo eso… mi marido se picó, se animó a correr y también ha hecho la media, ¿quien nos lo iba a decir?.
DELIA
Para ser sincera, correr sigue sin gustarme… Me resulta muy duro, yo sufro corriendo. No siempre, no todo el tiempo, pero tampoco consigo alcanzar una sensación de libertad ni de correr con facilidad, como sí me pasa por ejemplo con la bici. Y encima al principio me resultaba muy frustrante no ser capaz de correr como la media del grupo, ni conseguir mejorar en velocidad. Así que, sin darme ni cuenta, empezaba a correr demasiado deprisa (que no sea por falta de voluntad) y luego iba que no podía…todavía me pasa a veces. Menos mal que tengo cerca a Llanos, que es sabia como ella sola, y ya he aprendido que si yo soy incapaz de controlarme bien, solo tengo que copiar lo que ella hace.
Sin embargo, me encanta ir a correr. Cuando voy a los entrenamientos y las quedadas, desconecto de todo lo demás, es mi momento y sé que es bueno para mi cabeza y mi cuerpo. Cuando salgo sola…es duro pero sé que al volver me sentiré genial, porque vale la pena. Porque cada día que corremos es un reto superado. Así, poco a poco, nuestras piernas se vuelven de titanio y nuestra mente de hierro…o no. La verdad es que las mías no, pero al menos han mejorado, lo que está muy bien.
DELIA 2
Y todo esto, gracias sin duda a un ambiente 10 desde el primer día y todos y cada uno de los días. Todavía no entiendo por qué razón los entrenadores tenéis semejante dedicación. Bueno en realidad si lo pienso sí que lo entiendo, por suerte he vivido situaciones que me hacen entenderlo, pero no por eso lo agradezco menos. Para mí, que siempre me siento como un elefante en una pista de atletismo, el apoyo y los ánimos de Roberto y otros entrenadores en los primeros tiempos, de Sergio y Gabriel siempre y de Irela, Jesús, Sara, Israel, Javier…son sencillamente imprescindibles. Aparte de todo, es que es increíble como al final de una carrera, cuando estoy en las últimas y convencida de no poder más, de pronto aparece Gabriel y se pone al lado…y resulta que sí que podía acelerar!
Y por supuesto las compañeras, que cada vez más son también mi razón de bajar a correr. Porque yo empecé a entrenar y corrí una 10k, pero a la media maratón me ha arrastrado el grupo, literalmente desde el primer entrenamiento hasta la línea de meta. Si no, imposible. Durante la carrera en sí, en ese grupo que arrastraba y tiraba de mí sin descanso estabais todos los que animabais, porque eso fue esencial, especialmente esas bicis subiendo el puente…en esa cuesta arriba tan “agradable”.
DELIA META
Así que mil millones de gracias a todos. Por cierto, la media me resultó muy dura y la terminé muy a duras penas, lo que me hizo sentir regular…hasta que pasados los días me he dado cuenta de que eso es una bobada.
He conseguido correr una Media Maratón, lo he hecho, y ha sido rodeada de un ambiente increíble, y estoy FELIZ Y MUY ORGULLOSA.
Delia