OBJETIVO: MARATÓN BARCELONA 2016

DUCE

Celebración de mi primera maratón

Carlos García (olímpico en Atenas) me dijo un día, “hay que correr un maratón cuando te hayas olvidado del último que has hecho”.

El anterior ya ni lo recuerdo, creo que fue en Madrid. Así que, este domingo, a las 8:30 de la mañana voy recorrer los 42km 196m del maratón de Barcelona junto con otros 25.000 corredores.

Por muy bueno que tenga el día y por mucho que me esfuerce, no creo que vaya a ganar.

Una vez más voy a ser uno de esos 24.999 perdedores que curiosamente levantarán los brazos al entrar en meta aunque sea detrás de miles de personas.

Tengo, como siempre, mis objetivos. Sé a qué ritmo quiero ir y la marca que quiero superar. Me siento fuerte y creo que estoy en forma para lograrlo. Peeeero, como todo el mundo a falta de unos días para la competición, aparecen los miedos y los dolores… es todo mental, todo mentira, lo sé.  Pero son tan reales que te hacen dudar de verdad.  ¿Será ese mi ritmo?, ¿aguantaré en el km 35?

Todo esto es parte del ritual, todo se repite carrera tras carrera. Esa sensación que te hace sentir vivo y que te engancha y te pide siempre más.

DUCE 2 entrada meta granada1

 “Llegada del triatlón de Granada, el invidente es Israel”

Este fin de semana no estaré solo. Vamos los de siempre, tres que se mueren de miedo, uno capaz de lo peor y de lo mejor, un cabezota (por no decir cabezón), otro que sale a ganar, otro que sale a perder, otro con 10 excusas y 7 locas que en realidad van a hacer mejor marca que nosotros en su categoría, simplemente porque son mejores. A ellos les deseo todo lo mejor y les pido que disfruten del antes, del durante y del después.  Levantad bien los brazos al entrar en meta y sonreíd, llorad o lo que os salga de dentro en cada momento.

Yo lo tengo claro, se lo dedicaré a mi mujer y a mi hijo que me soportan a mí y mis ausencias y a mi próxima sobrina que si todo sale como está planeado vendrá a este mudo el lunes. Vamos Elena!

Continuará…

Sergio Duce

Anuncios

VUELTA AL “COLE” Y VUELTAS A LAS CARRERAS

No consigo recordar bien cómo funciona mi cuerpo. Tengo la sensación de que me están pasando un cepillo de carpintero oxidado por todos los músculos de mi cuerpo” (-De qué hablo cuando hablo de correr- de Haruki Murakami)

CORRER

Tras un período (quizás algunos penséis “demasiado corto”) llega la vuelta a la rutina. A las prisas, a los horarios, a inscribirse rápidamente a una carrera antes de que se acaben los dorsales… Y, entre todo este caos, a reorganizarse la semana para sacar un hueco para correr. Quizás también, a volver a conectar con las sensaciones al correr.

Tanto si comienzas a correr, como si vuelves a correr tras este parón, no tengas prisa por conseguir grandes marcas en tus entrenamientos y/o carreras. Puede que este verano hayas dejado un poco de lado tus entrenamientos. No pasa nada, no hay prisa. Date tu tiempo a volver a correr al ritmo que llevabas antes. Acuérdate de la progresión por la que pasaste al empezar a entrenar…no todo se consigue de la noche a la mañana. Es mejor controlar el ritmo de carrera (aunque consideres que es bajo) que no realizar cambios bruscos según la energía que vayas sintiendo. Tiradas largas, acumular kilómetros. Los tiempos, ya vendrán más adelante.

correr2

Un posible objetivo en esta vuelta a los entrenamientos podría ser el de centrarnos en las sensaciones que experimentamos mientras corremos. Volver a conectar con el paisaje por el que corres quizás son cosas que, a causa de la rutina que habías adquirido antes, hayas dejado de lado. Disfruta del camino que haces cuando corres, busca paisajes estimulantes que aporten ese extra de motivación para esta “cuesta” de septiembre.

Y, si ya estás planificando el calendario de carreras, acuérdate de dejar suficiente espacio entre éstas. Las ganas que tengas a volver a competir no deben nublar el juicio a la hora de proponerte estos nuevos objetivos. Tan importante es saber entrenar como saber dosificarse.

@ana_aguilera20

Psicóloga deportiva

Y COLORÍN COLORADO, LO DE CORRER…(POR EL MOMENTO) SE HA TERMINADO

Muy a mi pesar y con un nuevo y maravilloso reto que cumplir, debo decir adiós durante una temporada al  sano vicio de correr que tan bien me sienta y que tanto me ha ayudado en los dos últimos años.

Ahora debo dedicarme de lleno a un nuevo reto, la maternidad. Y para ello debo cuidarme y mimar todo mi cuerpo. Y como mi fisio, y si ella me lo permite amiga Esther Cervera, me aconseja, mi suelo pélvico me agradecerá que pare ya para prevenir males mayores.

rosa 1

Cuando me enteré de mi embarazo, allá por el mes de mayo, acababa de correr mi segunda media maratón. Yo ni siquiera lo sabía pero ya me acompañaba esa “lentejita” que, sin duda me dio una fuerza enorme para terminar los 21km. Tuve dudas sobre si correr la 10k de junio porque me encontraba fenomenal pero los sabios consejos de nuestros entrenadores y de esas amigas fabulosas (Reyes, Regi, Cris) me hicieron recapacitar y pensar que me quedaban muchas carreras por correr y que era un riesgo innecesario.

Estoy llevando un buen embarazo y no he parado de hacer actividad física. En julio aun coincidí con algunas de vosotras en el último entrenamiento de la temporada y me alegró mucho cuando algunas me preguntasteis que si estaba lesionada…pensaba que ya os habríais olvidado de mí.

He de reconocer que de todo lo que he debido adaptar de mi vida al estar embarazada, es el hecho de dejar de correr y no ir a los entrenamientos y quedadas del reto, lo que más me ha costado. He salido a trotar yo sola, he ido bajando mi ritmo poco a poco y me he centrado en  controlar que mis pulsaciones no pasaran de 150, he ido a andar y correr,…así poco a poco he ido desenganchándome de correr. Pero lo que no logro, es desengancharme de ir los martes a entrenar y que Irela, Gabi, Israel y cía nos metan caña con esas series y esos abdominales. Tampoco logro dejar de tener ganas de juntarme con mis R´s y contarnos como ha ido la semana y aun menos consigo quitarme de la cabeza que no podré correr la Behobia a la que estoy inscrita…Por eso espero poder reengancharme al reto dentro de unos meses, quizá más de los que ahora creo que me puede costar, para afrontar a vuestro lado nuevos y grandes retos.

Ahora me centro en ese reto que todo el mundo me dice, y estoy convencida de ello, es el más bonito e importante de mi vida, traer al mundo a una nueva GUERRERA!

rosa 2

Se que solo es un hasta luego pero quiero agradecer todo lo que me habéis hecho vivir y sentir estos dos años. Por eso quiero que sepáis que ha sido una suerte para mí que un día una amiga un poco loca, Soraya, me adentrara en el reto. También ha sido increíble encontrar un grupo de amigas geniales, ESAS GUERRERAS DEL SÁBADO, con las que hemos compartidos tantos kilómetros y risas. Y que me siento afortunada de pertenecer a un club en el que me he sentido valorada y estimada por entrenadores y compañeras y en el que he vuelto a reencontrarme con el espíritu deportivo que me había acompañado en mi infancia y que había olvidado.

MUCHAS GRACIAS POR TODO Y…ESPERO VEROS MUY PRONTO.

ROSA ALHAJA

YOU’LL NEVER RUN ALONE

Mi andadura en el club comenzó a principio del mes de septiembre de 2014 y ahora nos encontramos ya en el mes de julio, así que podemos decir que hemos finalizado el curso y he superado mis expectativas con creces tanto por retos cumplidos, algunos jamás imaginados (correr 12 km), como por la calidad humana que he encontrado en cada uno de los integrantes de ese club…sólo queda esperar a las notas que espero que no sean malas del todo.

Cada una llegamos al club por diferentes motivos…..en mi caso nunca he sido atlética ni he destacado en actividades físicas …pero los años se empiezan a notar y hace cuatro-cinco años comencé a hacer algo de ejercicio y en el verano de 2011 comencé con mi hermana a correr.

El running con mi hermana nos servía de excusa para tener un encuentro en el que no teníamos distracciones externas y nos poníamos al corriente de nuestras vidas…correr no corriamos mucho porque ibamos charlando todo el rato y ahora por experiencia sé que si te esfuerzas un poco no hay manera de ir cascando sin perder el aliento jajja

Ese año nos apuntamos a la carrera de la mujer y sin casi entrenamiento la terminamos en 33 minutos e hicimos grandes planes de ir afrontando nuevos retos que ya no llegamos a ni siquiera intentar…básicamente porque sin entrenamiento nos limitábamos a correr y no conseguíamos pasar de los 40 minutos…

rosa 1

El 30 de enero de 2014 mi hermana Mónica con 27 años falleció de repente, sin darnos tiempo ni a despedirnos de ella  … y allí me junté con dos pares de zapatillas (las mías y las suyas), camisetas, mallas……y sin ninguna fuerza de salir a correr…..sabía que lo necesitaba pero no me veía capaz de salir a correr sola…

Los meses fueron pasando y a principios de septiembre me enteré por facebook de que existía el club y envié el formulario sin mucha esperanza ya que me avisaban de que el curso en principio estaba comenzado a no ser que yo corriera un mínimo (30 minutos)….llevaba nueve meses sin correr por lo que asumí que este curso no iba a poder ser . Además el día que me venía bien era el sábado y no se porque yo pensaba que ese era el día más concurrido. …

A finales de septiembre un viernes por la tarde recibí una llamada en el móvil de un número desconocido, cosa rara respondí aún sin conocer el número y me empiezan a hablar de no se que asociación y lo primero que pensé es que me querían vender algo…y a punto estuve de colgar….era Sergio para decirme que había hueco los sábados y que me pasara al día siguiente si quería probar….que el ambiente era muy majo y que para ubicarme me pusiera con las chicas que viera vestidas de azul

Allí me planté y conocí nada más llegar a Ester y Elena les dije que era nueva y en cinco segundos Ester me había metido en el grupo de whatsapp de los sábados y yo no paraba de repetir que sólo venía a probar… además llegué en el momento oportuno porque ese día eran las fotos de grupo aunque yo seguía pensando que iba por probar…Pero me incorporé a las de iniciación pudiendo seguir su entrenamiento, al finalizar tuve claro que el sábado siguiente repetía.

rosa 2

A partir de ahí muchos Kms en mis piernas, entrenamiento tras entrenamiento y carrera tras carrera. Carrera de la mujer, parón de dos meses por una lesión que parecía tonta pero en el que no perdí el contacto con las compañeras porque estuvieron pendientes de mi, carrera de las enfermedades raras (7 km), carrera del rincón (12 km) y por último la 10k del 7 de junio que la disfruté a tope. Hemos pasado frío, calor hasta que parecía que nos ibamos a derretir, nos hemos mojado haciendo series en el cinturón, nos ha empujado el cierzo, nos han picado los mosquitos….

Ya no tengo porque correr sola: los martes con las “Fuentes’s team y cía“, los jueves quedada conjunta del club y los sábados con las chicas de los sábados.

Los sábados, ese inexplicablemente poco concurrido día en que siempre luce el sol y tras el entrenamiento hay tiempo para tomarse tranquilamente una cerveza bien fría que siempre sienta fenomenal tras el deber cumplido.

rosa 3

Cuando la gente me preguntaba que tipo de mujeres hay en el club, al principio siempre decía que eran mujeres normales  pero ahora finalizado el curso me he dado cuenta que de normales tenemos poco, todas tenemos una historia detrás, unas dificultades que vencer  y una razón que nos hizo apuntarnos al club donde hemos coincidido con otras mujeres con las que hemos conectado como si siempre hubiéramos estado destinadas a conocernos.

                                                                                                                                                            Rosa Sanagustín.

HAZ DE TU VIDA UN RETO

Llevaba mucho tiempo queriendo escribir el balance de mi temporada; apenas unos meses en los que he cumplido un reto que hace un año era imposible… Correr una media maratón! 21 km! Más de 2 horas corriendo!!!! Pero es que estoy consiguiendo otro, que más que imposible, era impensable. No era algo que entraba en mis planes.

Quiero contarlo por si mi experiencia puede servir de ayuda a alguien, y también para mi, porque será una forma de cerrar una etapa.

Comencé a correr con el reto en marzo del 2014, por un cúmulo de casualidades, y desde entonces no he podido parar. Todo lo que me ha aportado ha sido positivo, tanto física, como psicológicamente, siento que me he hecho mucho más fuerte, sobretodo eso, psicológicamente. Además he conocido grandes personas y puedo decir que algunas de ellas han pasado a ser muy importantes en mi vida.

elena1

En junio, juntas, conseguimos nuestro primer reto, correr 10 km… Unas campeonas! En verano, no me di ningún respiro, el cuerpo me pedía correr, y además ya estaba apuntada al siguiente reto… Bomberos! Pero fue entonces, 15 días antes, cuando surgió el problema.

Siempre me había notado algún bultito en el pecho, pero los iba controlando y todo bien. Este verano, volví a notar uno, esta vez más grande. Empecé a hacerme pruebas, pero esta vez las cosas no pintaban muy bien… Al final resultó lo que imaginaba, y apareció la tan temida palabra cáncer. Todo fue muy rápido, diagnóstico, pre-operatorio, fecha para la operación, aceptarlo… Llegó el 7 de septiembre y corrimos bomberos, me sentí muy fuerte y con unas ganas enormes de correr. No puedo decir que hiciera un tiempazo, mi ritmo es mi ritmo, pero lo hice muy contenta y super arropada por mis amigas las élites, que han estado conmigo desde el minuto cero de la enfermedad. Una semana más tarde me operaron, fue una intervención muy agresiva y el post-operatorio más duro de lo que pensaba, pero también tuve mucha suerte. Las enfermeras que me cuidaron en planta, eran mis compañeras de trabajo y de afición, Reyes y Anayet, y una de las cirujanas Lola… No se puede pedir más al destino! Estuve entre algodones!
Estando en el hospital, empecé a preguntar cuando podría volver a correr, y algunos  me miraban con cara extrañada, “al menos 3 meses, los esfuerzos, el impacto… No te convienen, tómatelo con calma, que fiebre con correr…”  (Ya sabéis)

Así que yo me planteé mi siguiente reto, carrera de la mujer a principios de noviembre.  A mitad de octubre, casi un mes más tarde de la intervención, cuando me retiraron los drenajes, empecé a ir a andar, a finales de mes, a correr un poquito y en noviembre hice la carrera, 5 km,sólo 5… Y nunca he sufrido tanto como ese día…pero volvía a ir muy bien acompañada, y aunque pedí que me dejaran a mi ritmo y que se fueran por delante, se quedaron a mi lado intentando hacerme la carrera más fácil.

elena2

A finales de noviembre empecé con la radio, 27 sesiones… Busqué por internet si podía correr mientras me las daban, pero apenas encontré nada, así que decidí probar. Estaba muy cansada, pero seguí corriendo lo que podía y creo q me fue muy bien. A veces me desanimaba porque sentía que había perdido todo lo que había ganado los meses de antes, pero poco a poco, a lo largo de los meses he ido recuperando otra vez. Correr me liberó de muchos pensamientos negativos y me daba fuerza y optimismo, que son la base para superar esta enfermedad.

Y llegó mayo, y como ya os he dicho, corrí mi primera media maratón, y sentí que dejaba atrás una batalla que aunque fue muy dura, me había aportado más cosas positivas que negativas.  Ahora entiendo lo que tantas veces había oído de como se ve la vida después de un golpe tan fuerte como puede ser una enfermedad así o un accidente, como se valora cada detalle del día a día y cuánto te quiere tu gente.

Todas tenemos una historia detrás, y sé, sin ninguna duda, que somos un grupo de mujeres luchadoras y super fuertes, tanto que… Tenemos muelles de acero no? Y podremos con estas batallas y todos los retos que se nos vayan poniendo por delante, pero eso es lo más importante, ponerse retos, metas… Hasta el año pasado apenas había usado la palabra RETO, ahora es una palabra clave en mi VIDA.

ELENA

Gracias a mis élites, Marta, Eva y Ana, o también llamadas cariñosamente las lisiadas 

elena

ESAS VOCES INTERNAS QUE TANTO NOS AYUDAN A SEGUIR CORRIENDO…….

Esas voces internas que tanto nos ayudan a seguir corriendo…

MOT.

Tal y como nos explicaba una compañera en uno de los comentarios del pasado post en el blog, cuando salía a correr (y más cuando era en solitario) le aparecían dosvoces en el interior”. Una, que se centraba en las sensaciones de fatiga “no puedo más, me voy a parar” y otra que le animaba a seguir “tú puedes, 5 minutos más”.

Durante los entrenamientos y las carreras, vamos a experimentar a menudo esta situación descrita. Ante esta, podemos actuar de dos formas: centrarnos en las malas sensaciones que estamos teniendo, en que no podemos más (en que estamos “reventadas”, en que “debería parar porque mis piernas están muy cansadas”), es decir, retroalimentarnos en estas sensaciones internas negativas; o bien, podemos llevar a cabo pequeñas estrategias que nos ayuden a mantener el ritmo de carrera o, en este caso, acabar satisfactoriamente el entrenamiento.

Hace poco leí que los maratonianos profesionales solían centrarse en sensaciones internas (estar alerta ante aparición de molestias, ciclo de respiración, sensaciones musculares…), ya que estas les ayudaban a mantener y autorregular su ritmo. Sin embargo, esta compañera nos comentaba que ella solía redirigir su atención a pensamientos positivos o funcionales, tales como mensajes de ánimo, establecer pequeñas metas en el recorrido/tiempo o recordar éxitos pasados para recuperar la autoconfianza en sus capacidades.

ejercicio2602p

Si, por ejemplo, resulta que solemos a salir a correr (cuando no es en las quedadas conjuntas) por un recorrido ya conocido. El cual, a veces nos resulta un poco monótono y “se nos hace cuesta arriba”. Una estrategia que podemos utilizar es sacar partido al  conocimiento de ese mismo terreno, es decir, establecer pequeñas metas (puesto que conocemos cuándo alcanzaremos la mitad del recorrido o el final, por ejemplo) en el momento en que aparezcan estas voces negativas internas .

De esta manera, en el momento en el que alcancemos estas metas, veremos cómo nuestra motivación para seguir corriendo no disminuye (pese a la aparición de cansancio), sino que esta ha aumentado. Así, nos veremos más capaces y sentiremos más energía, dejando la fatiga a un lado al no prestarle atención (y, en consecuencia, cortaremos ese proceso de retroalimentación) y nuestro objetivo de alcanzar la siguiente meta será lo que nos permita seguir avanzando.

carrera_paisaje

También podemos encontrar otras personas que prefieran improvisar el camino o incluso ir modificando la ruta ya recorrida para que su atención se centre en los estímulos que aparezcan y no en la fatiga. En definitiva, lo importante es que aunque estemos cansadas (que lo estaremos), seamos capaces de obviar ese estado (cambiando el foco de nuestra atención a aquello que nos propongamos) para que este no nos impida seguir.

En resumen, de lo que se trata es que cada una encuentre sus propias estrategias mentales, aquellas que le aporten ese extra de motivación para acabar el entrenamiento. Además, hay que tener muy presente que todas las estrategias que hayamos practicado en los entrenamientos nos servirán y ayudarán a afrontar el día de la carrera con éxito. De esta forma, en cada una de las quedadas y en las salidas en solitario tenemos la oportunidad de entrenar de forma física y mental. ¡Aprovecha cada una de estos entrenamientos para encontrar tus propias estrategias!

@ana_aguilera20

HABLANDO DE RETOS

Hoy, pasada la euforia de mi cuarta 10k, entre corredoras de azul, y varias pacientes – amigas, que aparecían como locas animadoras entre el público, el corazón bailaba de gozo, y no he podido dejar de pensar en todas aquellas personas a las que trato en mi consulta y que con su ejemplo me inspiran día a día.

Mi caso es uno más como el de muchas más personas anónimas como yo, mi escritura no es muy elocuente ,y  mayor es mi pudor…pero creo que de alguna manera, algo puedo contar….y quiero contarlo. Así que esto solo puedo dedicarlo a ellas y a todos los supervivientes y victimas del cáncer, que luchan y lucharon por normalizar y vivir día a día su reto personal.

Un reto, un desafío, una demostración de amor, a lo que quieras, por tus hijos, por uno mismo, por lo que quieras…pero si, siempre se puede, se puede, y engrandece.

esther meta

Era abril del 2011, y terminaba mi tratamiento completo contra el cáncer. Había dejado atrás a Tánatos…la radioterapia y 8 ciclos interminables de quimioterapia muy agresiva. No lo pensé mucho, tenía que limpiarme…y aprovechando una oferta de 6 meses en un gimnasio me apunté para ir al spa y sacudir poco a poco el veneno de mi cuerpo.  Sabía que hasta pasados 3 años no lo conseguiría, pero necesitaba sentir que me limpiaba y sentirme viva, muy viva… Empiezo a correr sobre la cinta…a ver que pasa…

Curioso mi  cuerpo que recordaba su preparación física cuando competía entre aros y mazas 20 años atrás… y en un mes ya corría 15 minutos seguidos bajo el techo del gym… Hasta que un día cualquiera , las estrellas se alinearon, me encontré con Gabriel, y me propuso salir al exterior… Este Ironman que pasó por Fisactive para acompañarlo con fisioterapia  en su proeza (junto con otro loco, Sergio) ahora me estaba liando a mi…

Bendito el día que me puso un pulsómetro, y con mucha paciencia y cariño, me iba dando consejos, acompañando mis pequeñas zancadas , a mi pulmón izquierdo un tanto herido, y a mi querida peluca ¡! Como picaba bajo el sol de la rivera del Ebro por favor!!, pero yo antes muerta que sencilla…mi clavilla no estaba aun muy presentable.

Y así pasaron dos meses y llegó el día. Me quito la peluca… Dios mío…era como ir desnuda…Con una diadema ancha, mis zapatillas de hacía no sé cuantos años, una camiseta de tirantes de verano normal y corriente, y unas mallas del decathlon… nada más.

Eso si, tenía equipado un corazón lleno de rabia, de contradicciones, de aceptación, de promesas, de coraje, pero sobre todo lleno de ganas de demostrale a Dios, a la vida, al mundo, y sobre todo a mí misma, que estaba viva!! Que el amor a este transito corporal, a la tierra que pisaba y al aire que respiraba, estaba por encima de la muerte y de la enfermedad.

No podía ser, que tanto sufrimiento corporal, tantas lágrimas compartidas con mi familia, con mis amados amigos y tanta incertidumbre cuando yacía en la uci del Servet, no tuviera sentido. Ahí estaba yo, con mi corazón cargado de magia, y acompañándome como ángeles, a dos compañeras de “botellón químico” que no pudieron contarlo.(no siempre se vence al cáncer…pero se intenta) Tenía que correr por ellas. Tenía que escapar de todo lo pasado. Ese era mi reto…

A mi ritmo…la carrera empezó y mi pulso estaba extasiado de emoción…todo fue bien en los 5km primeros…ay amiga…los siguientes 5… en mitad de vuelta, mi pulmón se colapsó…dejó de respirar…y la sensación de ahogo se apoderaba…no podía ser… Algo de anatomía y fisiología sabía….así  que inmediatamente solté un grito desgarrado…”no me ibas a vencer…ahora no!” Creo que los de mi alrededor me miraron raro…en fin. Lo importante es que mis bronquios volvieron a abrirse…y respiré. Los kilómetros pasaron, las cuestas me parecieron eternas…y en la  soledad de mi carrera, solo pensaba en seguir…en vencer simbólicamente a la enfermedad y devolver la dignidad y la normalidad a la vida.

Llegaron los últimos 500metros…y allí estaba Gabi!! Que me impulsó con fuerza, con su voz de sargento!…y lo conseguí!!! Ya os podéis imaginar las lágrimas…y mi familia esperando…todas estas sensaciones, ya las conocéis…  No hay muchas palabras para describir tanta emoción…Y a Gabi, a Sergio…toda mi gratitud.

Ahí quedó mi reto…pero hoy he visto a Elena, esa super corredora incansable llena de coraje que he tenido la suerte de tratarle el tobillo… Recuerdo su reto y sus palabras ante su media maratón de hace unas semanas… “Lo hago por mi misma…por mi hija…para demostrarle que si yo puedo…ella puede ser capaz de hacer lo que quiera…” “Tu solita puedes mama”… No hay mayor Amor…no hay mayor Reto…

esther amiga

Ahora queda el reto de verdad…el del día a día…el que cada uno tenga…a veces…sin entrenamientos  ni  preparación, solo el del sentido común… El reto de la sonrisa y la paciencia mantenida a pesar del cansancio, enfrentarse a situaciones incómodas, problemas familiares, laborales…el llegar a fin de mes… corregir y dejarse corregir, esforzarse, respirar, concentrarse…relajarse…sentir…recibir…y dar…dar mucho…

 Hoy me ha resultado más fácil…pero no olvido mi primera 10k…Y brindo por ellos…honro a las chicas de azul del RETO 10K WOMEN RUNNING, y a todas las personas que en cada reto vital, puedan contarlo o no, han dejado huella en cada uno de nosotros…

“Lo importante no es correr, sino con quien corres…” y por qué corres…”

 Esther