LA MARATÓN DE BARCELONA EN 6 ACTOS

Acto primero: Previo.

Salimos del hotel, hacía frío pero era soportable. Llevábamos de todo, camiseta para tirar, el dorsal, crema solar, comida y todo lo necesario para afrontar la carrera. Sólo había cometido un fallo, no había cargado el GPS. Iba a correr, como antaño, con el cronómetro a secas.

maraton bc

Habíamos quedado a las 8 con las chicas para darnos el último saludo y desearnos suerte. Allí estábamos todos con las piernas de acero y las dudas y miedos que tenemos casi todos antes de morir.

Fuimos hacia los cajones que estaban a unos doscientos metros. Las chicas siguieron un poco más hasta el suyo… ya no las veríamos hasta la meta.

Una vez en el cajón, Isra, Gaby, Alex, Luisma y yo pusimos los relojes a cero, y esperamos el disparo de salida, pero antes de salir un apuesto joven nos reconoció.

-¡Ah! Sois del Reto. Era el marido de Noelia, una chica del club. ¡Qué casualidad!

Acto segundo: A correr.

Íbamos en el segundo cajón, dieron el pistoletazo y salimos zumbando. Isra había prometido que vendría conmigo hasta el 20 y luego si se encontraba fuerte tiraría hacia delante. Gaby salió como un loco esquivando a gente. Alex y Luisma salieron juntos a ver qué pasaba. Alex había estado lesionado casi todo el periodo de entrenamiento, así que, le tocaba sufrir.

Los primeros kilómetros fueron de subida, por ello nos los tomamos con tranquilidad. A partir del 7 empezó la bajada y fuimos recuperando.

En el km 8 empezaron las sorpresas. Isra se paró porque le molestaban las zapatillas, a mí me molestaba la entrepierna a pesar de toda la vaselina que me había echado y notaba la tendinitis de la pata de ganso.

Todo está en la cabeza, me dije, ¡aún no estás en el 10 y esto no te está pasando!

Al paso por el 10 íbamos en tiempo para hacer 3h 20. Entonces ví a Montse y a Darío en el carro, pero en el otro lado de la calle y cuando ya los había rebasado, grité, pero no me pude parar.

Acto tercero: Adiós Israel.

Mira que me había dicho que hasta el km 20 se quedaba conmigo, pero no pudo. No sé a dónde fue,  tendría que ir preguntando, porque no llevaba reloj. Yo seguí con mis cuentas, tenía que ir a 4:45 e iba cumpliendo.

El ambiente era fantástico, había muchas batucadas, gente animando que en ocasiones se acercaban a nosotros estrechando el camino tanto que parecía que estabas en el tour. Había muchos extranjeros, un francés con su bandera y todo se me cruzó y casi me hizo parar. Que digo yo, que si no tendrán bastante con los camiones.

Al pasar por el km 19 y me crucé con Gaby, iba muy bien. A Israel no lo ví, lo tenía más cerca de lo que creía.

Acto 4: Me empiezo a emocionar.

Allá por el km 30 empecé a pensar en la familia, -espero que estén en la recta final para poder entrar en meta con Darío-, pensé. En ese momento me emocioné y se me puso un nudo en la garganta que me impedía respirar con normalidad. -A ver, Sergio, relájate que aún queda mucho- me repetía.

En un maratón tienes tiempo para pensar mucho, más aún, si vas solo. Además, tu cuerpo roza sus límites y estás muy sensible.

Fue entonces cuando ví a una chica con una camiseta que decía “pour Antoine” y estuve pensando un buen rato.  ¿Quién sería el tal Antoine?, ¿su padre, su hijo, su hermano?, ¿qué le habría pasado?, ¿por qué hacía 42km por él? Parece ser que ella tenía un buen motivo para correr.

Había también un grupo muy numeroso que lleva una camiseta que decía:“Corre amb mi” (corre conmigo), iban empujando sillas de ruedas, creo que lo hacía por relevos porque iban muchos.

correa amb mi

Seguía pensando en lo bonito que es correr por alguien, con alguien, para alguien, o dedicarle la carrera a una persona que no está, que no puede o está por venir. Busqué en mi interior si yo tenía un buen motivo, uno de verdad.

Acto 5: Sufrimiento.

Decidí subir el ritmo en el km 30, pero cuando llegué al 30 pensé que el 32 era un número más redondo. En el 32 me pareció que quedaban todavía 10, así que me planteé que cuando quedaran 8 apretaría. Y así fue, se me revolvieron las tripas y empecé a apretar, pero el ojete.

Fue un mal rato que duró unos minutos. Pero me dio tiempo para recordar que mi segundo fallo de la carrera fue no haber completado el trabajo matinal con el señor Roca.

Llegó una cuesta muy dura donde vi que mi ritmo se venía abajo. En ese momento tuve un subidón de adrenalina, los pelos se me erizaron y comencé a empujar. Pensé que ya no quedaba nada y que no podía hundirme a 5 km de la meta. Levanté la cabeza y fui adelantando a los actores secundarios de Walking dead.

the-walking-dead-605-rick-grimes-running-walkers-590x900

Acto 6, La meta.

Y ocurrió lo que no me podía imaginar, miré a mi derecha y ¡bingo! Allí estaba Israel. No sabía a qué ritmo iba, ni el tiempo que iba a realizar. Nos dimos ánimos y fuimos a por las 3h 20.

Le pedí que se fijara en los laterales para localizar a Montse y coger el carro con Darío para entrar en meta. Cuando la vimos estaba tras la valla, no le habían dejado entrar. Esta vez no iba a poder ser, qué pena.

Entonces Israel gritó ¡pásame el carro!, dos personas más ayudaron. Pasamos el carro como pudimos, cogí a Darío, lo monté, le di un beso a Montse y salí disparado. El resto está en los vídeos.

llegada meta carro

Lo importante no es correr si no, para quién corres.

P.S. Fue un día fantástico, con muchas caras de felicidad. El mejor, para mí, Alex. Que venía con toda la familia y con mucha presión propia para hacerlo bien. Una pena que sobre el km 20 volviera a sentir la lesión que le impediría correr. Aun con todo, sufrió y consiguió recorrer los 42km 196m, admirable. Correr la maratón con él el año que viene puede ser un buen motivo para repetir.

Sergio Duce

Anuncios

One thought on “LA MARATÓN DE BARCELONA EN 6 ACTOS

  1. Que fenómeno, tu crónica ha sido super emocionante, en especial el acto 4… buff me ha encantado, ¿quién será Antoine? ¿qué motivos tenemos para correr?, cuando estaba totalmente embargada por la emoción has roto con lo del apretón y me he partido de risa. Enhorabuena Sergio, por la carrera y por tu manera de decir las cosas :-).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s